Main Menu

Familias Fuertes, un programa “Muy elegante”

La Gobernación de Risaralda, con el apoyo de los Ministerios de Salud y Justicia, graduará a 195 ‘Familias Fuertes’; que fueron preparadas para combatir la drogadicción, evitar el embarazo en adolescentes, entre otros factores.

Cruzando las fronteras de las diferencias y recorriendo las calles desde la memoria, las necesidades y las realidades sociales la Gobernación de Risaralda, a través de la Secretaría de Salud de Risaralda, llega hasta los municipios del
departamento con el programa “Familias Fuertes: Amor y Límites”.

Entre historias, valores y experiencias familiares el programa busca sensibilizar, movilizar, empoderar y transformar a las familias risaraldenses desde sus raíces para el fortalecimiento de sus vínculos, propendiendo por la construcción de proyectos de vida en donde las metas, el amor y los sueños por cumplir irradien las comunidades.

“Reconocemos la importancia que tienen nuestras familias para forjar un departamento Verde y Emprendedor, es por eso que nos le medimos al reto de formar Familias Fuertes, con habilidades para la crianza, con límites establecidos, pero sobre todo con mucho amor, desde la Secretaría de Salud no dejaremos de hacer la tarea de creer
en nuestras comunidades y construir desde allí familias unidas”, señaló Olga Lucía Hoyos, secretaria de Salud de Risaralda.

Han sido semanas continuas en donde el amor se convierte en protagonista, en donde las sonrisas siguen colmando los salones y las enseñanzas no se hacen esperar, semanas y sesiones que permiten escudriñar en lo más profundo del alma para ratificar que vale la pena apostarle a intervenciones sociales y culturales que mejoren la calidad
de vida de las comunidades, especialmente de las familias risaraldenses.

“Me ha servido mucho el programa, realmente tiene cosas muy buenas, nos ha servido mucho a las familias de la región para mejorar el bienestar y el comportamiento de nuestros hijos y el de nosotros como padres. Muchas gracias a la Secretaria de Salud Departamental por implementar estos programas que son muy buenos, son muy
elegantes”, expresó Camilo Orrego, padre de familia del municipio de Guática.

Laura Sofía Ángel, adolescente participante del municipio de Marsella añadió, “yo quiero ser doctora criminalista y para lograrlo tengo que estudiar mucho, ser obediente, no andar con malas compañías y todo esto lo he aprendido en el programa Familias Fuertes, muchas, muchas
gracias”.

Apagar la tele para encender la vida en comunidad, en donde las terrazas, las escuelas, las casetas y los salones se conviertan en escenarios para la participación, la escucha y el fomento de actitudes para el autocuidado, toma de decisiones, la convivencia, la empatía, la autonomía, el cumplimiento de las normas y las decisiones asertivas,
es el mensaje que lleva el programa a las comunidades.
#ejealdia #Risaralda






Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *