Main Menu

HOSPITALES DE RISARALDA ENTRE LA ESPADA Y LA PARED

Un contundente llamado al gobierno nacional y a los organismos de control del país, hacen los gerentes de las Empresas Sociales del Estado en Risaralda, para que definan la suerte de las EPS Medimás y AsmetSalud, ya que les preocupa las elevadas carteras que presentan estas entidades, la irregularidad en el flujo de recursos y el incumplimiento en los acuerdos, generando una crisis permanente en los centros asistenciales que les impide generar inversiones y cumplir con sus obligaciones con proveedores.

Los gerentes de la red pública hospitalaria coinciden que están dejando de recibir el 80% de los recursos facturados a la EPS Medimás contributiva y un 15% en el régimen subsidiado en ambas EPS, situación que generaría que varios centros hospitalarios ingresen en riesgo fiscal y financiero Coinciden en la carta del Procurador General de la República, que solicita a la Superintendencia de Salud que agilice la intervención a Medimás EPS, pero saben que esta medida también le generará mayor incertidumbre a los Hospitales no solo de Risaralda, también del país, porque saben que el pago de esa cartera, no está garantizado. «Hacemos un llamado a las nuevas administraciones para que analicen bien esta problemática generada por las EPS y que tienen en vilo a los Hospitales de Risaralda, para que desde sus gobiernos incluyan la salud del departamento con el fin de tomar medidas y no acabar con las gestiones que han hecho los gerentes para mantener en funcionamiento los centros asistenciales», así lo dijo Javier Cárdenas, gerente del Hospital San Pedro y San Pablo de La Virginia. Medimás EPS podría cerrar el año con pérdidas que superan los $3,2 billones, por eso los gerentes insisten que esta entidad tiene a la red pública a la espera si se renuevan o no los contratos que se tienen con la entidad, ya que no se tiene claro cuál será la suerte en el futuro.

«Asmetsalud es otra EPS de Régimen Subsidiado, entidad que se encuentra en medida especial e igualmente presenta dificultades serias en Risaralda, en el caso del Hospital Mental, con quien se tiene un contrato bajo la modalidad de Pago Global Prospectivo, en donde debe recibirse los recursos en forma anticipada; no obstante, los pagos se están realizando de forma irregular y generando una deficiencia mes a mes lo que ha llevado a un acumulado en el año de más de $170 millones de pesos.

De esta forma, Asmetsalud no está cumpliendo y el Hospital sigue atendiendo a los usuarios, a pesar de que no están los recursos completos», dijo el gerente del Hospital Universitario Mental de Risaralda, Zacarías Mosquera. Por su parte, la directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda, Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, dijo que al finalizar el año el balance con estas dos EPS no es el mejor, la cartera aumenta, el flujo de recursos es más irregular y se genera una gran incertidumbre para la red pública hospitalaria que sigue siendo medida por el recaudo a pesar de no tener injerencia directa en éste. «La incertidumbre y preocupación para los Hospitales para el 2020 es aún mayor, teniendo en cuenta que las ESE, ya no van a recibir recursos del Ministerio de Salud y Protección Social correspondiente a los aportes patronales y desconocemos totalmente la distribución del poco subsidio de oferta que va a llegar, dejando a la red pública con un panorama muy sombrío que se le suma la difícil situación financiera de las EPS», afirmó Zuluaga Rodríguez. Cifras Cartera: Medimás Contributivo a septiembre de 2019: $17.524.970.026 Medimás Subsidiado a septiembre de 2019: $31.838.690.435 AsmetSalud Subsidiado: $14.527.703.703

#Ejealdía #Salud #Pereira






Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *